Todos vivimos a medias, todos somos menos de lo que podríamos ser, todos somos más de lo que damos, lo mejor de nosotros está por llegar, porque todos somos víctimas de los malos hábitos.

Somos malos gestores de nosotros mismos. ¿Te desangras en las cosas que no cuentan?, ¿son realmente necesarias?, ¿vale la pena dejar las tareas clave? Cuidado, el yo diario es finito.

¿Cuál es mi motivación real?, ¿porqué estoy aquí?, ¿qué tira de mí?, ¿qué me aporta?. Yo soy la empresa más grande e importante que voy a dirigir en mi vida, y lo único que va a estar ahí siempre soy yo.

“yo soy el dueño de mi destino; yo soy el capitán de mi alma” – William Ernest Henley.

5 recomendaciones:

  1. tener presente que es lo que verdaderamente importa, concentrarse en las tareas clave y las relacionadas con lo que te importa. Encuentra 10 minutos cada día para pensar en ello, el día tiene 1.440 minutos
  2. invierte en descanso, serás más creativo para tener mejores ideas. Para (stop) cuando tengas la sensación de que no puedes parar.
  3. si no va bien, cámbialo. O lo cambias tú o nadie lo hará por ti.
  4. simplifica y suelta lastre. Lo que no suma, resta. No hay que hacer más cosas, quitar las que menos te aportan y harás mejor las que si te importan
  5. tu eres el único protagonista. Invierte todo en ti.

“con los sueños te inspiras, con las metas te guías y con los objetivos haces” – Alberto Pena/ ThinkWasabi

Un comentario »

  1. Josep dice:

    Grandes verdades. Para llenar primero hay que vaciar y eso requiere de esfuerzo y sacrificio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s